Cómo elegir tu primer sinte

¿Estás buscando tu primer sintetizador para componer música o simplemente hacer algo de ruido? Desde DJMania te decimos todo lo que tienes que saber a la hora de escoger un sinte y te damos una selección de modelos de sintetizadores para principiantes.
 
Es el mejor momento para comprar un sinte. Los hay de todas las formas y colores, animando a principiantes y no músicos a experimentar con ellos más que nunca, permitiendote desde el simple juego y entretenimiento, a crear frases y loops para Ableton Live. Hoy más que nunca es posible comprar un sinte con el que poder hacer música, sin gastarte mucho dinero.
 
De todos modos, si estás comenzando, es normal que estés dubitativo. Algunos sintes para principiantes ni siquiera parecen sintetizadores tradicionales, mientras que otros tienen más características de las que necesitas, especialmente si estás familiarizado a producir solo con software. Lo que más debes tener en cuenta es esto: lo barato sale caro, pues no significa precisamente fácil de usar.

No pagues más de 200 € euros si eres novato

Es tentador gastarte todo tu dinero en un sinte tope de gama con la intención de solo comprar otro, pero esto no es así. Cuanto más caro sea el sinte, más funciones tendrá y si eres un principiante, probablemente te tirarás horas y horas navegando por menús en lugar de hacer música. Escoge un sinte económico, de entre 50 y 200 € de los que te recomendamos a continuación y desde ahí ya sabrás mejor con qué seguir.

Si por el contrario eres un usuario intermedio y has utilizado software de instrumentos virtuales y lo que quieres es no usar el ordenador, tampoco tiene mucho caso pagar más de 500 €. Roland, Korg y Arturia tienen una gran selección de equipo con el que puedes comenzar, en lugar de ir a por un equipo caro.

Comprar tu primer sinte: Cosas a considerar y el mejor chollo

Sinte + secuenciador

Si estás comprando tu primer sintetizador, es probable que tu habilidad tocando el piano sea limitada o incluso nula. Si este es el caso, vas a querer que tu sinte tenga un secuenciador incorporado de algún tipo. Esto te permitirá escribir una melodía o una línea de bajo, nota a nota en la memoria del secuenciador, dejando tus manos libres para girar potenciometros y controles, metiendo filtros, resonancias y demás efectos, mientras el patrón melódico se reproduce en loop.

 
Que no sea muy grande

Los sintes grandes sin duda molan, pero si no tienes fácil acceso a ellos, es probable que no te interesen. Si estás comenzando, normalmente dispondrás de un espacio limitado de cacharros en tu estudio, por lo que te recomendamos mejor optar por un sinte compacto, que te permita dejarlo en tu mesa o en cualquier parte, y que te permita llevarlo en cualquier bolsa de transporte.

 
Que tenga altavoz incorporado

A lo mejor solo quieres curiosear ruidos con tu sinte y no necesitas de un mezclador, tarjeta de sonido o monitores de estudio para enrutar tu sinte a través de tu equipo, en tal caso, con un sinte con altavoz incorporado, vas más que de sobra, de todos modos, asegúrate de usar auriculares si estás en la calle - no todo el mundo querrá escuchar tu línea de bajo de techno en el tren.

 
¿Analógico o digital?
Algunas personas saben diferenciar la calidez del sonido analógico frente al del digital, y otras no son capaces de encontrar la diferencia. Para un primer sinte, el como suene no es lo más importante. De todos modos elegir entre analógico y digital es una consideración importante, dependiendo de si quieres crear tus propios sonidos o usar los sonidos preset.
 
Si estás empezando, la síntesis substractiva, ell tipo comúnmente asociado a los sintes analógicos, es seguramente es el tipo más lógico de síntesis con la que comenzar. Por otro lado, la síntesis FM es confusa hasta para muchos músicos experimentados. Otra opción son los sintes digitales con modelado analógico.

 

5 sintes para iniciarse

 

Para divertirse: Teenage Engineering PO-20 Arcade

 
Si quieres que tu primer sinte sea divertido y original, el PO-20 arcade es como hacer música en una Game Boy. Cada uno de los 7 sintes de bolsillo de teenage engineering tiene su personalidad propia. El PO-20 genera melodías chiptune y ritmos 8-bit en una pantalla LCD que muestra tus acciones como si fuese una maquinita. Su sonido es algo lo-fi al tratarse de un circuito de sonido tan pequeño pero aún así tiene mucha personalidad.
 
El PO-20 además tiene un montón de características, secuenciador, 16 efectos y espacio para 16 patrones suficientes para crear simples pero detalloados loops, que puedes grabar en software tal como Ableton Live o sincronizarlos con otros Pocket Operatos de la gama. SI la música de videojuegos retro no es lo tuyo, quizás te interese más el PO-12 caja de ritmos , PO-14 línea de bajos  y PO-16 para melodías, que te pemiten tener un set para producir techno por menos de 150 €.

Para producir una pista entera: Novation Circuit

Circuit no es solo un sinte, es una caja de ritmos, un sampler y secuenciador. Es el primer sinte ideal para alguien que quiere algo más que una melodía, pero no quiere la distracción de hacer música con un ordenador. Es igualmente bueno para alguien experto en Ableton que busca una herramienta a mano para esbozar ideas fuera de la pantalla del ordenador.
 
Circuit tiene un precio muy asequible. No es analógico pero incluye dos sintes polifónicos que permite crear líneas de bajo, pads ambientales o sonidos principales, un montón de efectos incorporados y un software que te permite subir tus propios samples a a las 4 pistas de ritmos. No ofrece controles profundos como otros sintes, pero si eres feliz trabajando presets, Circuit es tu sinte.
 

Para producir ruido: Arturia MicroBrute

Algunas personas simplemente quieren un sinte que haga mucho ruido y sonidos raros, para ese caso el MicroBrute es perfecto. En poco espacio reúne todo lo que un sinte analógico necesita. En un cuerpo pequeño, tienes los controles para operar todo lo básico de la síntesis. Su secuenciador puede almacenar 8 patrones de 64 pasos, una cantidad grande en comparación con los 16 habituales de otros fabricantes.
 
El MicroBrute tiene otras muchas características que lo hacen más salvaje que otros sintes: una forma de onda "super sierra" para sonidos extra dentados, un "metalizador" para armonías extrañas y una "matriz de modulación", que te permite patchear cables como si se tratase de un sinte modular, y hacer cosas como tener LFO modulando el filtro.
 

Para música de baile: Roland TB-03

Hay un razón por la que la clásica caja de ritmos Roland TB-303 sea tan popular. Tiene unos sonidos genuinamente distintivos, y a pesar de que estén sobreutilizados, siempre mete a la gente en la pista de baile. Debido a los precios desorbitados de las originales, la TB-03 ofrece la misma experiencia que el modelo original, aún sin ser analógico, pero suena tan igual a la original que nadie notará diferencia.
 
La TB-03 además incluye ciertas funciones no vistas en la TB-303, display LCD para edición más precisa, conexión MIDI, puerto USB, efectos overdrive y delay y una función shuffle, para añadir varación a los patrones.
 

El más versátil: Korg Minilogue

No todo el mundo quiere que su primer sinte sea pequeño y simple. Si ya estás acostumbrado a utilizar Ableton Live y quieres moverte a operar un sinte real, El minilogue de Korg es uno de los mejores sintes que puedes comprar ahora mismo. SIn tener un coste elevado, tienes un sinte analógico de verdad, polifónico (lo que significa que puedes tocar acordes completos) y tiene los controles a mano que necesitas para usar sin tener que navegar en menús.
 
Al igual que un montón de sintes en su rango de precio, el Minilogue tiene miniteclas, pero si principalmente vas a usarlo para secuenciar, eso no será un problema. Si ya tienes algún sinte de la gama Volca, puede ser conectado por el conector de sincronía de Korg, haciendo que puedas conectar una caja de ritmos volca al Minilogue.
 
 
 

Viendo del 1 al 60 (de 8)

Viendo del 1 al 60 (de 8)

Si te ha gustado esta noticia, ¡compártela!